El Sueño De Tony (¡Campeón! 1)

AUTOR(A) Antoine Griezmann
TAMAÑO DEL ARCHIVO 9,55 MB
NOMBRE DEL ARCHIVO El Sueño De Tony (¡Campeón! 1).pdf
FECHA 2018

El libro El Sueño De Tony (¡Campeón! 1) en formato PDF. El libro El Sueño De Tony (¡Campeón! 1) en formato MOBI. El libro El Sueño De Tony (¡Campeón! 1) en formato ePUB. El libro fue escrito en 2004 por el autor Antoine Griezmann. Disfruta leyendo con el sitio web carreracentenariometro.es.

Carreracentenariometro.es El Sueño De Tony (¡Campeón! 1) Image

DESCRIPCIÓN

La alucinante historia de cómo Antoine Griezmann llegó a convertirseen uno de los mejores jugadores del mundo. ¡Una fenomenal serie de fútbol escrita por él mismo y basada en su propia vida!¡Los sueños pueden hacerse realidad!Tony Grizi sueña con unirse al equipo de jóvenes campeones que dirige supadre. Por un golpe de suerte o quizás por cosas del destino, eldelantero actual del equipo se lesiona durante las vacaciones, y esnecesario encontrar un reemplazo cuanto antes. A pesar deque su padre,«el Grizzly», se opone, y sus amigos y conocidos creen que es demasiadopequeño y frágil... Tony lo dará todo para formar parte del club de sus sueños.-------«Esa noche, Tony se durmió con una gran sonrisa en los labios. Todavíano le había comentado nada a Maud, tal vez por superstición,porquepensaba que todavía era demasiado pronto. Pero el general tenía razón. Ahora le tocaba jugar a Tony, y empezaba lo más duro.»En realidad, el asunto era muy sencillo: si brillaba en esta jornada deselección, las puertas de su sueño se abrirían de par en par: formaríaparte del equipo y de paso se aseguraría el respeto del vestuario... Y también el de su padre.»En cambio, s...

DESCARGAR
LEER EN LINEA

1) Parece que JavaScript está deshabilitado en su navegador. Para obtener la mejor experiencia en nuestro sitio, asegúrese de activar Javascript en su navegador.

Tony lo dará todo para formar parte del club de sus sueños. ----- «Esa noche, Tony se durmió con una gran sonrisa en los labios. Todavía no le había comentado nada a Maud, tal vez por superstición, porque pensaba que todavía era demasiado pronto. Pero el general tenía razón. Ahora le tocaba jugar a Tony, y empezaba lo más duro.