(Pe) La Reina De La Ruta De La Seda

AUTOR(A) Agnes Imhof
TAMAÑO DEL ARCHIVO 1,86 MB
NOMBRE DEL ARCHIVO (Pe) La Reina De La Ruta De La Seda.pdf
FECHA 2010

Descubre el libro de (Pe) La Reina De La Ruta De La Seda con carreracentenariometro.es. Lea el PDF de (Pe) La Reina De La Ruta De La Seda en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga (Pe) La Reina De La Ruta De La Seda y otros libros de Agnes Imhof.

Carreracentenariometro.es (Pe) La Reina De La Ruta De La Seda Image

DESCRIPCIÓN

Al igual que la mítica Sherezade de las Mil y una noches, Arib, la cantante y cortesana más famosa de Oriente, logró seducir a los hombres más poderosos con sus canciones -pero no sólo con sus canciones- y convertirse en la mujer más influyente de su época. Pero hasta llegar a ello, tuvo que recorrer un camino lleno de penalidades, riesgos y aventuras. Pasó repentinamente de ser una niña a la que nada se negaba a ser una perseguida por la justicia, y eso marcó de un modo muy duro su carácter y la puso en contacto con aspectos de la organización social de su país que hasta ese momento desconocía. Inspirada en un personaje real, la historia de Arib evoca toda la fascinación de las cortes de Oriente -sus olores, sus sabores, sus colores-, al tiempo que se adentra en las intrigas y traiciones que presiden un momento histórico de transición, con el cisma entre suníes y chiíes por un lado y la influencia del Sacro Imperio RomanoGermánico de Carlomagno por el otro. Deseada por ambos mundos, Arib deberá poner en juego todo su poder de seducción y sus dotes artísticas para conseguir sus objetivos.

DESCARGAR
LEER EN LINEA

La reina de la Ruta de la Seda. Agnes Imhof. Edhasa, 2010 - 630 páginas . Al igual que la mítica Sherezade de las «Mil y una noches», Arib, la cantante y cortesana más famosa de Oriente, logró seducir a los hombres más poderosos y convertirse en la mujer más influyente de su época.

Esta senda de las caravanas, que solo recibió el nombre de Ruta de la Seda en el siglo XIX, cuando hacía ya tiempo que había caído en desuso, permitió el florecimiento del comercio, la cultura y el descubrimiento de avances como el hierro fundido y el tejido de seda de Oriente o el vidrio de Occidente.