El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V

AUTOR(A) Jose A. Ramirez Lozano
TAMAÑO DEL ARCHIVO 4,36 MB
NOMBRE DEL ARCHIVO El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V.pdf
FECHA 2015

Descubre el libro de El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V con carreracentenariometro.es. Lea el PDF de El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V y otros libros de Jose A. Ramirez Lozano.

Carreracentenariometro.es El Relojero De Yuste: Los Ultimos Dias De Carlos V Image

DESCRIPCIÓN

Corre el año 1555 y el emperadorCarlos V, con apenas 55 años, es un viejo cansado de tanta lucha. Tras abdicar de sus tronos, desembarca en España para retirarse en el apartado monasterio extremeño de Yuste. Junto a él viajan sus relojes, pero ante la poca vida que siente que le queda pide a su relojero de cámara, el matemático Juanelo Turriano, que le fabrique un autómata que luche por él, contra la muerte, cada minuto que le queda de vida. En su retiro monástico va a tener que abdicar de su ideario erasmista y también tendrá que enfrentarse al vinofrente a la cerveza que él adora y los frailes detestan, a la campana frente al reloj que a los monjes parece obra del demonio, y en fin, acompañadode sus mastines y su guacamayo, intimará con un jovencísimo Jeromín,

DESCARGAR
LEER EN LINEA

Corre el año 1555 y el emperador Carlos V, con apenas 55 años, es un viejo cansado de tanta lucha. Tras abdicar de sus tronos, desembarca en España para retirarse en el apartado monasterio extremeño de Yuste. Junto a él viajan sus relojes, pero ante la poca vida que siente que le queda pide a su relojero de cámara, el matemático Juanelo Turriano, que le fabrique un autómata que luche ...

Corre el año 1555 y el emperador Carlos V, con apenas 55 años, es un viejo cansado de tanta lucha. Tras abdicar de sus tronos, desembarca en España para retirarse en el apartado monasterio extremeño de Yuste. Junto a él viajan sus relojes, pero ante la poca vida que siente que le queda pide a su relojero de cámara, ...